El folículo pilo-sebáceo es un mini órgano que se transforma y regenera en un complejo ciclo de crecimiento, regresión y degeneración que dura toda la vida del individuo, denominado “ciclo del folículo piloso”. Este proceso es controlado por factores de crecimiento, inhibidores y factores hormonales que compiten y se regulan entre sí. Las etapas del ciclo capilar se denominan anágeno, telógeno y catágeno.

Camacho F, Montagna W. Libro Tricología. Algunos aspectos de la fisiología del folículo piloso. Capítulo 2.1, Grupo Aula Médica, 1996, páginas 36-39.

Anágeno: Estadío de crecimiento del folículo piloso. Dura de dos a seis años. Normalmente el 85-89% del total de pelos del cuero cabelludo se encuentra en esta fase. En esta fase la papila a modo de invaginación se encuentra rodeada por las células de la matriz que se encuentran en constante replicación celular, son células pigmentadas que se diferencian rápidamente perdiendo su núcleo y queratinizandose para dar origen al pelo.

Catágeno: Estado de involución de los dos tercios inferiores del folículo piloso. Dura entre dos y tres semanas. Representa un 1% de los cabellos, por lo que resulta dificil su obtencion. El catágeno es la manifestación de la “apoptosis” o “muerte celular” a nivel de la matriz, se detiene la melanogénesis y la melanina comienza a disminuir, es el momento en que la matriz se retrae y se separa de la papila dejando un remanente de células epiteliales que la mantienen unida, en la fase tardía junto con las células de la protuberancia darán inicio a un nuevo folículo.

Telógeno: Fase de reposo del folículo piloso. Dura aproximadamente tres meses. Un 9-14% de los folículos pilosos se encuentra en esta etapa. El bulbo es amelánico, se desprende con facilidad a la mínima tracción, en fases tardías se cae al peinarse o se desprende solo. Los folículos presentan una longitud equivalente a la mitad o tercera parte de la que tenía en anágeno.

Datos estadísticos sobre los folículos pilosos del cuero cabelludo

Densidad: 1.135/cm2 en el recién nacido.

615/cm2 entre los 20-30 años.

485/cm2 entre 30-50 años.

435/cm2 entre los 70-80 años.

Tasa de crecimiento: 0.35 ml/día o 1 cm/mes.

Tasa de eliminación fisiológica: 100-200 cabellos/día (amplia variación individual y estacional). Estudios efectuados en Inglaterra y en L’Oreal de París muestran que la caída del pelo aumenta en verano.

Ralf P, Peker S. Dermatología. “Biología del pelo y de las uñas”. J Bolognia y cols. Editorial Elsevier, 2004, capítulo 68, páginas 1007-1032.